Escribe Luis Alberto García Leyton

Por Dr. Luis Alberto García Leyton
Representante las Logias Masónicas.

Xalapa, Ver., marzo 21 de 2017.

El pueblo y las instituciones estatales cumplen a cabalidad el deber primordial de toda sociedad civilizada: Estudiar y recordar su propio paso por el tiempo; los acontecimientos señeros así como la biografía y los actos excepcionales de sus hombres superiores.

Por eso estamos reunidos ante el monumento de un aborigen, un zapoteca que con su temple y su patriotismo, supo defender la integridad de su nación; elevamos hoy, veintiuno de marzo de 2017:

El tributo de todos los mexicanos, al primer gran héroe del México moderno: A Benito Juárez García.

La masonería veracruzana viene en esta fecha a entregar su homenaje al héroe mexicano más reconocido en el mundo, pero también el más atacado por las fuerzas retardatarias y por los gobiernos que desprecian la dignidad humana.

Cuando ya empezaban a apagarse las luces libertarias que en el corazón de México encendieron Miguel Hidalgo y los insurgentes de 1810; cuando el clero y el ejército antimexicanos y corruptos del siglo antepasado se adueñaron de las riquezas del país; cuando ser aborigen significaba ser excluido, esclavizado y condenado a las peores condiciones sociales; para reivindicar esos derechos de nuestro ancestro pero también de todos los mexicanos, aparece ante las tribulaciones patrias, la encarnación del México digno y libre, la más legítima representación de la mexicanidad, porque hace 211 años, el 21 de marzo de 1806, nace el Benemérito de las Américas.

El hombre que hoy recordamos, constituye por sí mismo el más avanzado pensamiento social porque, anticipándose a su propia era, entre otras trascendentales tareas defendió la libertad de creencias como patrimonio íntimo del ser humano, enarboló, como el estandarte de la libertad de las naciones de américa, la autoridad de los pueblos para darse su propio gobierno, derecho de autodeterminación que los mexicanos, encabezados por el indio de Guelatao, rescato el patrimonio nacional y creo leyes que hicieron actuante y cumplida la sentencia del mártir del Gólgota, que debemos “dar a dios lo que es de dios y al hombre lo que es del hombre”.

Juárez renace en cada mexicano que alienta deseos de igualdad, de seguridad social y justicia ante la corrupción y la impunidad; resurge su aliento en beneficio de las aspiraciones populares en cada mexicano que estudia y se prepara, en cada maestro que ofrece su sabiduría a quienes la necesitan; en cada mexicano que honra los caros intereses de los humildes y los dota con las herramientas del saber para enfrentar la vida y los deleznables propósitos de quienes quieren mantenerlos en la ignorancia. Por eso, felicitamos al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares por la ejemplar decisión de dotar de autonomía financiera a la Universidad Veracruzana y apoyar a la Universidad Popular Autónoma de Veracruz que es el magistral recurso para enfrentar el retraso que, en educación superior padece nuestro país. Y para levantar la dignidad y la mente de nuestros conciudadanos. De esta manera Veracruz se orienta por las reivindicaciones sociales que son el camino del Juarismo.

SEÑORAS Y SEÑORES:

En los cielos de México aun fulguran aquellas luces de quienes nos dieron patria y libertad; nos dicen que los gobiernos deben responder al llamado de nuestros héroes: que los deberes básicos de la autoridad son, salvaguardar la vida y la integridad física de los civiles, respetar a la representación popular como toral garante de la soberanía nacional y cuidar que los pasos de la institución presidencial se den dentro de las normas vigentes, pero jamás orientadas por deseos aberrantes ni por seculares caprichos políticos o económicos.

El legado de Juárez se encuentra vigente y pervivirá, no porque los grupos de poder lo sustenten en el discurso o lo apliquen en la práctica; tampoco por que Los Masones lo recuerden en cada acto cívico y pronuncien entonces su nombre con veneración; el legado del Benemérito permanece arraigado en el alma del pueblo –que desde siempre ha sido juarista- porque frente a cada injusticia y cada acto de prepotencia y sobre autoridad, revive su humildad de indígena zapoteca y su irreprochable rebeldía de hombre de estado; su gallardía ante los soberbios y su serenidad frente los poderosos del mundo.

Señor gobernador: Queremos la paz y la tranquilidad que nos pertenece como mexicanos. Retornemos a los lineamientos de Juárez para hacer de nuestra nación un país ejemplar a la vista de todo el mundo.

Si ponemos toda nuestra disposición, estoy seguro de que lo lograremos; heredando así a las siguientes generaciones un México mejor.

Juárez representa para nosotros: La esperanza, la resistencia, la fe en la justicia, la posibilidad de hacer un país mejor como él lo hizo en su tiempo.

La herencia de Juárez es, no permitír que el hombre sea esclavo del hombre.

Juarez es el masón arquitecto de su propio destino forjado a través de la escuadra y el compás; la libertad, la igualdad y la fraternidad no fue un lema vacio para Juárez sino un bien del que debe gozar todo mexicano.

Juárez permanece vivo en la Masoneria desde el interior de sus Logias, pugna por crear hombres nuevos, virtuosos, libres y de buenas costumbres.

Libres pensadores que día a día trabajen con el único fin de ser mejores hijos, mejores padres y mejores ciudadanos, para que el mundo sepa que, Los Masones, no trabajamos en vano.

Juárez Vive en el corazón de los mexicanos y se agiganta en los cielos de América y el mundo.

Viva Benito Juárez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s