Se cumplen 31 años del accidente nuclear de Chernobyl

México 26 de Abril 2017.- Los llaman “Los Liquidadores” a los 600.000 operarios (bomberos, ingenieros, militares y voluntarios) que arriesgaron su vida para contener el escape radiactivo del accidente nuclear en la central nuclear Vladímir Ilich Lenin (a 3 km de la ciudad de Pripyat, actual Ucrania) el sábado 26 de abril de 1986. Hoy se les recuerda como los héroes que son.

El accidente de Chernóbil fue una de las mayores catástrofes ambientales, y sus costes en el 2000 superan los 250.000 millones de dólares, según un estudio oficial del gobierno ruso, revelado por el Wall Street Journal. Los cuatro reactores existentes en Chernóbil son del modelo RBMK-1.000, un peligroso modelo de agua en ebullición, moderado por grafito.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el accidente de Chernóbil se emitió 200 veces más radiactividad que la liberada por la suma de las bombas nucleares lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki en 1945, aunque el gobierno de Ucrania afirma que fue 500 veces más.

El trabajo de los bomberos se desarrolló en un ambiente radiactivo de enorme riesgo. La exposición típica de un ser humano a la radiación natural que proviene del espacio, o que sale del suelo, es de 23 millonésimas de roentgens por hora, lo que da 200 milésimas de roentgens al año. Los bomberos de Chernobyl recibieron una dosis de radiación 8.7 millones de veces superior a la normal, pues en el momento en que hacían su trabajo, la radiactividad en el aire llegó a los 5.6 röngents por segundo, de modo que cada trabajador presente en el área acumuló una dosis letal en tan solo 100 segundos. Aún así, los bomberos lograron controlar los fuegos más peligrosos a las 3 de la mañana con 54 minutos.

Los técnicos creyeron durante varias horas que el reactor estaba intacto porque no detectaban radiactividad. Los bomberos apagaron el fuego a las 5 de la mañana, pero no sabían cuál era la dosis de radiación que habían recibido. Los que subieron primero al techo del reactor ya no regresaron y los reportes afirman que murieron 31 de ellos.

La leucemia y otros tipos de cáncer, la insuficiencia inmunológica, distintos tipos de afecciones coronarias, respiratorias, renales y hepáticas, además de las malformaciones cromosómicas, suelen incluirse también en el paquete general de achaques generados por Chernóbil. Durante 1987 y 1988 se declararon 4.000 casos de cáncer de tiroides en niños que vivían en las proximidades de la central nuclear. Meshkov afirma que se curaron en un 99%.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s